Mi hija de 17 años se quiere broncear en una sala de rayos ultravioletas. Dice que sus amigas se están poniendo morenas así. ¿Es seguro?
    Anjali

    A pesar de las camas bronceadoras están de moda entre muchos adolescentes, lo mejor es que se mantengan alejados de los salones y de las camas bronceadoras. Broncearse en estas camas no es más seguro que broncearse al sol. La radiación ultravioleta que causa el bronceado en las camas bronceadoras es responsable del desarrollo de lesiones en la piel que pueden llevar al cáncer de piel. Estas radiaciones también causan la aparición prematura de arrugas en la piel. 

    También es importante tomar precauciones con los auto-bronceadores en espray o que se aplican pulverizándolos. La FDA no ha aprobado la DHA (Dihidroxiacetona), el principal ingrediente de los auto-bronceadores, para usarlo internamente o en las membranas mucosas (como los labios). Los bronceadores en espray tienen riesgos desconocidos para la salud porque la gente puede respirar el espray, o este puede acabar llegando a los labios o los ojos. 

    Si su hija quiere tener la piel más bronceada, sugiérale que se compre un auto-bronceador que no requiera exponerse al sol. Así mismo, asegúrese de que su hija se pone abundante protector solar antes de pisar la playa o de pasar tiempo al aire libre.

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.
© 1995-2023 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com