¿Qué es el aparato digestivo?

    El aparato digestivo descompone los alimentos que ingerimos en pequeñas partes para proporcionarnos la energía y los nutrientes que necesitamos para vivir. A medida que los alimentos se descomponen, obtenemos aminoácidos de las proteínas, azúcares simples de los almidones y ácidos grados y glicerol de las grasas.

    ¿De qué partes consta el aparato digestivo?

    El aparato digestivo está formado por las siguientes partes:

    • el canal alimentario (también llamado tracto o tubo digestivo). Esto tubo extenso de órganos forma una vía para que los alimentos pasen a través del cuerpo. Se extiende desde la boca hasta el ano (por donde salen las heces) e incluye el esófago, el estómago y los intestinos. El tubo digestivo de una persona adulta tiene unos 30 pies (aproximadamente 9 metros) de longitud.
    • otros órganos que participan en el proceso agregando enzimas y sustancias químicas que descomponen los alimentos. Los órganos importantes que participan en la digestión incluyen las glándulas salivales, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas.

    ¿Cómo funciona el aparato digestivo?

    Esto es lo que ocurre durante la digestión:

    La boca: la digestión comienza incluso antes de que saboreemos los alimentos. Cuando vemos, olemos, saboreamos o incluso imaginamos una comida apetitosa, nuestras glándulas salivales (situadas delante de los oídos, debajo de la lengua y cerca del maxilar inferior) empiezan a fabricar saliva.

    Los dientes desgarran y cortan los alimentos. La saliva los moja para que podamos tragarlos fácilmente. Una enzima digestiva presente en la saliva y llamada amilasa comienza a descomponer algunos hidratos de carbono (almidones y azúcares) presentes en los alimentos.

    Los músculos de la lengua y la boca actúan en conjunto para tragar los alimentos y moverlos hacia el interior de la garganta (faringe). La faringe es una vía de paso tanto para los alimentos como para el aire. Cuando tragamos, una lámina de tejido blando llamada epiglotis cierra la tráquea para impedir que los alimentos y los líquidos lleguen a los pulmones.

    El esófago: los alimentos pasan a través de un tubo muscular ubicado en el pecho y llamado esófago. Unas series de contracciones musculares, llamadas peristalsis, empujan los alimentos por el esófago hasta el estómago. Las personas no suelen ser conscientes de los movimientos musculares que empujan los alimentos a través del tracto digestivo.

    El estómago: en el extremo inferior del esófago, hay una válvula o anillo muscular llamado esfínter. El esfínter permite que los alimentos entren en el estómago, después se cierra para impedir que los alimentos y los líquidos retrocedan hacia el esófago. Los músculos del estómago baten y mezclan los alimentos con los jugos digestivos que contienen ácidos y enzimas. Estos jugos ayudan a descomponer los alimentos en trozos más pequeños.

    Cuando los alimentos están listos para salir del estómago ya han sido transformados en un líquido espeso que recibe el nombre de quimo. Una pequeña válvula muscular llamada píloro controla la liberación del quimo hacia el intestino delgado.

    El intestino delgado: el intestino delgado es el lugar en el que muchos nutrientes (como las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas) son absorbidos por el torrente sanguíneo. Está formado por tres partes:

    • El duodeno. Esta primera parte tiene forma de "C" y es el lugar en el que las enzimas del páncreas y la bilis del hígado se mezclan con el quimo.
    • El yeyuno. Esta parte central, con forma de espiral, digiere aún más el quimo y absorbe los nutrientes.
    • El íleon. La parte final, que conecta con el intestino grueso, absorbe los nutrientes, la vitamina B12 y los ácidos biliares.

    La parte interna del intestino está recubierta con millones de protuberancias microscópicas con forma de dedos, que reciben el nombre de vellosidades. Las vellosidades forman una gran superficie para que la sangre pueda absorber nutrientes. Después, la sangre transporta estos nutrientes al resto del cuerpo.

    Mientras los alimentos recorren el intestino delgado, tres órganos que no pertenecen al tubo alimentario colaboran con el proceso de la digestión:

    • El hígado fabrica bilis, que ayuda al cuerpo a absorber las grasas. Está ubicado en la parte superior derecha del abdomen. 
    • La vesícula biliar almacena la bilis hasta el momento en el que se la necesita. Está oculta detrás del hígado.
    • El páncreas fabrica enzimas que ayudan a digerir las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono. Está ubicado debajo del estómago.

    Estas enzimas y la bilis atraviesan unos pequeños canales especiales, llamados conductos, hasta llegar al intestino delgado, donde ayudan a descomponer los alimentos.

    Los alimentos no digeridos y algo de agua pasan al intestino grueso a través de un anillo muscular llamado "válvula ileocecal". Esta válvula impide que los alimentos regresen al intestino delgado. Cuando los alimentos llegan al intestino grueso, el proceso de absorción de nutrientes está casi finalizado.

    El intestino grueso: la principal función del intestino grueso consiste en eliminar el agua de la materia no digerida y formar los desechos sólidos (o heces) que se deben excretar. El intestino grueso está formado por tres partes:

    • El ciego es la primera porción del intestino grueso. El apéndice es una bolsita hueca en forma de dedo, que cuelga al final del ciego. Los médicos creen que el apéndice es un vestigio de épocas anteriores de la evolución humana. En la actualidad, ya no es necesario para hacer la digestión.
    • El colon se extiende desde el ciego hasta la parte superior del abdomen (el colon ascendente), atraviesa la parte superior del abdomen (colon transverso) y desciende por la parte izquierda del abdomen (colon descendente). Después, se conecta con el recto.
    • El recto es el lugar en el que se almacenan las heces hasta que salen del aparato digestivo a través del ano al mover el vientre.

    Los alimentos pueden tardar días en atravesar todo el aparato digestivo.

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.
© 1995-2022 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com