¿Qué es el estreñimiento?

    Una persona puede estar estreñida si presenta los siguientes síntomas:

    • mueve el vientre menos de tres veces a la semana
    • tiene dificultad para mover el vientre
    • sus heces son duras, secas e inusualmente grandes

    El estreñimiento es un problema muy frecuente. No suele ser un motivo de preocupación. Los hábitos de alimentación saludables y el ejercicio físico regular pueden ayudar a prevenirlo.

    ¿Cuáles son las causas del estreñimiento?

    Entre los motivos por los cuales las personas pueden estar estreñidas, se incluyen los siguientes:

    • Dieta poco saludable. El estreñimiento es frecuente si la dieta de una persona no incluye una cantidad suficiente de agua y fibra, dos elementos que ayudan a mover el vientre adecuadamente. Quienes comen mucha comida procesada, quesos, pan blanco y carne pueden estar estreñidos más a menudo. Una dieta más saludable, que incluya alimentos con un alto contenido de fibras (como frutas, verduras y cereales integrales), puede ayudarte a mover el vientre.
    • No hacer suficiente ejercicio físico. El ejercicio físico ayuda a mover los alimentos por el aparato digestivo. Por lo tanto, no hacer suficiente actividad física puede favorecer el estreñimiento.
    • El estrés. La gente puede estreñirse cuando está ansiosa por algo, como el trabajo de la escuela o un problema en casa. El estrés puede afectar el funcionamiento del aparato digestivo y causar problemas de estreñimiento o diarrea.
    • No ir al baño cuando se necesita ir. No ir al baño, incluso cuando sientes la necesidad de hacerlo, puede causar estreñimiento. Si ignoras la necesidad de mover el vientre, te costará mucho más ir de cuerpo cuando lo intentes más adelante.
    • Algunos medicamentos. Algunos medicamentos, como los suplementos de hierro y los antidepresivos, pueden causar estreñimiento.
    • El síndrome del intestino irritable. Este trastorno se puede reactivar cuando una personas está estresada o cuando se expone a determinados desencadenantes, como los alimentos grasos o picantes. Quienes tienen este síndrome pueden estar estreñidos a veces y tener diarrea otras veces; también les puede doler el abdomen y tener gases.

    En casos excepcionales, el estreñimiento es un signo de otras enfermedades. Llama al médico si estás preocupado por tus movimientos intestinales.

    ¿Cuáles son los signos y los síntomas del estreñimiento?

    Las distintas personas tienen diferentes hábitos a la hora de mover el vientre. Por eso, si una persona no mueve el vientre todos los días no está necesariamente estreñida. Una persona puede mover el vientre tres veces al día, mientras que otra puede hacerlo solo una vez cada dos o tres días.

    Si estás moviendo el vientre con menos frecuencia de la habitual o si te cuesta o te resulta doloroso ir al baño, es posible que estés estreñido. Una persona estreñida puede:

    • sentirse llena e hinchada
    • sentir dolor mientras mueve el vientre
    • tener que hacer mucha fuerza para mover el vientre
    • ver un poco de sangre en el papel higiénico después de mover el vientre

    ¿Cómo puedo prevenir y hacer frente al estreñimiento?

    Para prevenir y tratar el estreñimiento, haz lo siguiente:

    • Bebe más líquidos. Beber abundante agua y otros líquidos a lo largo del día ayuda a mantener blandas las heces para que se desplacen con mayor facilidad por los intestinos. Cuando no bebes suficiente líquido, las heces se pueden endurecer y secar, y esto hace que resulte más difícil ir al baño.
    • Come más fibra. Comer alimentos con un elevado contenido de fibras, como frutas, verduras y pan integral, puede ayudar a prevenir el estreñimiento. Las fibras no se digieren; por lo tanto, ayudan a mover las heces por los intestinos. Una dieta con muchos hidratos de carbono procesados y alimentos grasos puede hacer que el movimiento de los intestinos sea más lento. Para incorporar más fibra a tu dieta, prueba frutas frescas, como peras, manzanas (con piel); frutas secas, como higos y ciruelas; y verduras, como brócoli y espinaca. Otros alimentos con un alto contenido de fibras son los frijoles y las lentejas, los cereales y panes integrales, la avena y las palomitas de maíz.
    • Asegúrate de hacer suficiente ejercicio físico. La actividad física ayuda a mover los alimentos a lo largo del sistema digestivo y activa los intestinos. Por lo tanto, asegúrate de hacer suficiente ejercicio físico. Puede ser algo tan sencillo como caminar, andar en bicicleta o jugar a la pelota.
    • Establece un horario regular para las comidas. Comer es un estimulante natural de los intestinos; por lo tanto, el hecho de comer respetando un horario regular te puede ayudar a desarrollar buenos hábitos para mover el vientre. Podrías adelantar un poco la hora del desayuno para tener la oportunidad de relajarte e ir al baño antes de salir hacia la escuela.
    • Desarrolla el hábito de ir de cuerpo. Tal vez no te guste usar los baños de la escuela o tal vez no te guste dejar lo que tengas entre manos cuando te den ganas de mover el vientre. Pero si ignoras las señales de tu cuerpo que te indican que es momento de mover el vientre, tal vez te resulte más difícil hacerlo más tarde.

    Si te preocupa la posibilidad de que tu estreñimiento sea el signo de algo más, habla con tus padres y con tu médico.

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.
© 1995-2023 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com