¿Qué son las fístulas preauriculares?

    Una fístula preauricular, comúnmente conocida como "hoyo u hoyuelo en la oreja, es un pequeño orificio (del tamaño aproximado de un alfiler) en la parte delantera de la oreja, con el que nacen algunos bebés. Las fístulas preauriculares son frecuentes y no suelen causar problemas ni requerir tratamiento. 

    ¿Cuáles son los signos y los síntomas de las fístulas preauriculares?

    Las fístulas preauriculares son pequeñas aberturas en la parte delantera de las orejas. Pueden ocurrir en una oreja o en ambas orejas. La fístula (hoyo) se abre hacia un fino túnel (llamado tracto) que pasa por debajo de la piel. Los gérmenes pueden entrar en el tracto, causando una infección que puede generar hinchazón, dolor y enrojecimiento alrededor de la fístula. 

    La mayoría de los bebés que tienen fístulas preauriculares están sanos. En algunas ocasiones, un niño con esta afección puede tener pérdidas auditivas

    ¿Cuáles son las causas de las fístulas preauriculares?

    Las fístulas preauriculares ocurren pronto durante el embarazo, cuando el bebé se está empezando a desarrollar. Las partes de la oreja no se juntan lo bien que se deberían juntar y se forman el tracto y la fístula. Se desconoce la causa de que esto ocurra. Las fístulas preauriculares se dan por familias. Raramente, forman parte de síndromes genéticos que también causan pérdidas auditivas y problemas renales. 

    ¿Cómo se diagnostican las fístulas preauriculares?

    Normalmente, los médicos ven y diagnostican las fístulas preauriculares al nacer. Explorarán al bebé y se asegurarán de que no tiene problemas médicos. A la mayoría den los bebés les hacen pruebas auditivas como parte del cribado neonatal. Si estas pruebas indican un problema, el médico pedirá más pruebas. 

    ¿Cómo se tratan las fístulas preauriculares?

    La mayoría de las fístulas preauriculares no requieren tratamiento. Si ocurre una infección bacteriana, los médicos la tratan con antibióticos. Si la fístula preauricular se infecta muy a menudo, se puede eliminar mediante una operación. A tal efecto, el cirujano extrae el tracto y cierra la fístula. 

    ¿Qué más debería saber?

    La mayoría de los niños que tienen fístulas preauriculares están sanos y oyen con normalidad. Siga las instrucciones que le dé el médico de su hijo sobre si es necesario hacer algún tipo de seguimiento. Puesto que estas fístulas se pueden infectar, llame al médico de su hijo si se le enrojecieran o inflamaran o si le segregaran pus. 

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.
© 1995-2023 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com