Su bebé pasará mucho tiempo en la cuna, haciendo siestas durante el día y durmiendo por la noche. Es muy importante que se asegure de que la cuna de su hijo sea siempre un lugar seguro. Acueste a su bebé siempre boca arriba (apoyado sobre la espalda) para prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

    Aquí tiene otras formas importantes de mantener seguro a su bebé:

    En qué fijarse

    Revise cualquier cuna, antes de colocar a su bebé en su interior, independientemente de que se trate de una cuna nueva o de segunda mano; tanto en su propia casa, en la guardería o en la casa de unos parientes.

    Asegúrese de que:

    • Los listones no distan más de 2 pulgadas con 3/8 (6 centímetros) entre sí, no están sueltos, agrietados, astillados, ni falta ninguno de ellos.
    • No hay recortes decorativos en la cabecera o los pies de la cuna donde el bebé se podría quedar enganchado.
    • La cuna no tiene bordes afilados, cortantes ni dentados. v
    • Los laterales de la cuna encajan bien y de una forma segura.
    • Los cierres de seguridad que permiten abrir la cuna por los lados no pueden ser activados desde dentro de la cuna por el bebé.
    • No hay tornillos que sobresalgan y no falta ningún tornillo.
    • Los postes acoplados a las esquinas de la cuna no sobresalen más de 1/16 de pulgada (1,5 milímetros).

    Dentro de la cuna, asegúrese de que:

    • Las sábanas de la cuna ajustan bien al colchón (nunca debe utilizar sábanas para camas de adulto).
    • El colchón encaja bien en el armazón de la cuna (en lugar de ir holgado), y no hay espacios grandes entre el colchón y los laterales de la cuna.
    • El colchón se mantiene en la posición más baja en cuanto el niño sepa ponerse de pie.
    • El colchón es firme y duro, en vez de blando.
    • Los juguetes blandos, los edredones, las mantas y las almohadas (almohadas para adultos, cojines y almohadones "tipo donut" para bebés) no se guardan nunca dentro de la cuna.
    • No hay protectores en la cuna.
    • No hay móviles ni juguetes con cordones, tiras o lazos que superen las 7 pulgadas (18 centímetros) de longitud colgando sobre la cuna.
    • Los móviles se deben retirar de la cuna cuando el bebé empiece a apoyarse sobre las manos y las rodillas o cuando cumpla 5 meses, lo que ocurra antes.

    Compruebe también que:

    • No haya cordones de cortinas ni de persianas (asociados al riesgo de estrangulamiento) cerca de la cuna o al alcance del bebé.
    • La cuna no se ha incluido en el listado de productos retirados por motivos de seguridad.

    Esté bien preparado

    Si usted está esperando un bebé o si ya tiene un hijo, es una buena idea que:

    • Aprenda las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la maniobra de Heimlich.
    • Anote números de teléfono importantes y de emergencia en un lugar donde los puedan ver los cuidadores de su hijo y añádalos al listado de contactos de su teléfono móvil. Entre ellos, se incluyen el teléfono gratuito del centro de toxicología (1-800-222-1222), el teléfono del médico de su hijo, los números de los móviles de sus padres y de los lugares donde trabaja cada uno de ellos, el teléfono de los vecinos o de parientes que viven cerca de su domicilio (por si necesitara que otra persona vigilara a sus otros hijos en caso de emergencia).
    • Tenga un botiquín o kit de primeros auxilios, provisto de las instrucciones a seguir en caso de emergencia. Vaya reponiendo su contenido conforme se vaya gastando. Revíselo con regularidad para sustituir los productos que estén a punto de caducar.
    • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono en su casa.
Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.
© 1995-2022 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com